Belleza interna

Todo tiene un orden

He decidido mimarme más: aprender a realizar distintos estilos de maquillaje, combinar mejor mis outfits, aprender a arreglar mejor mi cabello. Decisión que me ayuda también a ahorrar dinero.

El día de hoy me dispuse a cerrar mi bolsa de maquillaje y por más que intenté realizar esta sencilla y diaria tarea no pude lograrlo. Pensé qué raro: es la misma bolsa y el mismo maquillaje, pero qué ha cambiado. Y fué cuando reflexioné que el problema consistía en que los artículos dentro de la bolsa estaban en desorden. Al corregir y disponer todo en su lugar la cremallera de la bolsa cerró fácilmente.

Este suceso motiva el blog del día de hoy. Muchas veces deseamos alcanzar metas y nos encontramos en encrucijadas en que pensamos que se presenta la oportunidad de alcanzar lo que deseamos, pero las cosas no se dan. Y nos preguntamos ¿por qué no triunfé? En estos momentos piensa si lo que está fallando es el orden en que se están desarrollando los sucesos. Por ejemplo: Una profesional madre de familia, desea con urgencia cambiarse de trabajo, aplica a distintas vacantes y después de meses de entrevistas laborales no fructíferas, es escogida en una empresa multinacional. Sus ganas por cambiar de trabajo son inmensas pero hay una situación que debe tomar en cuenta, la posición demanda que trabaje fines de semana y que viaje el 75% del tiempo al exterior. ¿Qué decisión debería tomar la mujer?

Cuando deseamos algo con afán debemos tener cuidado con la ansiedad. Nuestro afán por desear algo lo más rápido posible puede llevarnos a tomar decisiones que si esperáramos un poco más de tiempo nos darían paz y no más problemas. Debemos pensar en nuestras prioridades, en las responsabilidades que tenemos y en las posibles consecuencias que podría acarrear el continuar por el camino que se nos presenta. La clave está en confiar en el plan maravilloso de nuestro Padre Celestial. Recuerda que Él tiene cuidado de nosotros.

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” 

Efesios 2:10

Ora a Dios y el te dará la respuesta. Si sientes incomodidad o miedo de tomar alguna acción, detente y ora a tu Papá. El miedo no proviene de Él, pídele paz y dirección para alcanzar los planes que el ha trazado para ti; nunca olvides aferrarte a sus promesas. Las hermosas y maravillosas promesas podemos encontrarlas en el manual que nos dejó: La Biblia.

Por último deseo compartir contigo versículos que me ayudan en los momentos en que debo tomar decisiones:

  • Porque Dios nos escogió en Cristo antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de Él.  Efesios 1:4
  • Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.  Josué 1:9.
  • “Grita de júbilo, oh estéril, la que no ha dado a luz; prorrumpe en gritos de júbilo y clama en alta voz, la que no ha estado de parto; porque son más los hijos de la desolada Que los hijos de la casada,” dice el Señor. “Ensancha el lugar de tu tienda, extiende las cortinas de tus moradas, no escatimes; alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas.  Porque te extenderás hacia la derecha y hacia la izquierda; tu descendencia poseerá naciones, y poblarán ciudades desoladas. No temas, pues no serás avergonzada, ni te sientas humillada, pues no serás agraviada; sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y del oprobio de tu viudez no te acordarás más. Porque tu esposo es tu Hacedor, el Señor de los ejércitos es Su nombre; y tu Redentor es el Santo de Israel, que se llama Dios de toda la tierra. Porque como a mujer abandonada y afligida de espíritu, te ha llamado el Señor, y como a esposa de la juventud que es repudiada,” dice tu Dios. Isaías 54:1-6.

Deja un comentario