Belleza interna, Familia

Tip Ginseng: Mujer que vigila de rodillas

Pregunta de reflexión: ¿Estoy vigilando a mi familia, a mi pareja, a mis hijos?

Leamos Efesios 6:18 (TLA)  , «No se olviden de orar. Y siempre que oren a Dios, dejen que los dirija el Espíritu Santo. Manténganse en estado de alerta, y no se den por vencidos. En sus oraciones, pidan siempre por todos los que forman parte del pueblo de Dios».

Reflexión: Como mujeres pesamos que nuestra responsabilidad con nuestros hijos, parejas o familiares es velar que no les falte nada: comida, vestido, educación, necesidades materiales etc. Pero se nos olvida que no podemos dejar de velar por su vida espiritual, que en realidad es lo más importante para ellos. No dejes de doblar rodillas y orar por cada uno de ellos por nombre, que ellos lo vean y aprendan también, para que de generación en generación vean el poder de Dios en sus familias. Sin importar lo que estés atravesando, aunque no veas la salida, sigue orando y velando que Dios sabe que es lo mejor para ti y para ellos. Las oración tiene más poder de lo que puedas imaginar.

Oración: Señor Jesús enséñame a doblar rodillas y a perseverar en la oración por mi familia. Velando en todo tiempo y ser agradecida. En el Nombre de Cristo. Amén

Deja un comentario