Belleza interna

Siempre hay tiempo para cambiar

Somos dueños sólo de nuestro presente. Las buenas o malas decisiones que tomemos en base: a las conversaciones que mantengamos, amistades que permanezcan en nuestra vida, las personas que escojamos alejar, la forma en que invirtamos nuestra tiempo, entre otras infinidades de cosas, traerán consecuencias a nuestra vida relacionadas a las decisiones que tomemos en el ahora.

El pasado ya pasó y el futuro sólo lo conoce Dios. Por lo que dejemos de darle tanto peso a lo que no está en nuestro control.

Siempre hay tiempo para cambiar. De no saber cuál es el mejor camino a tomar, hablemos con Dios, él es el único que conoce el futuro y nos dará siempre el mejor consejo. Así lo hice hoy esta mañana y él me regaló el siguiente mensaje:

Tú debes confiar en Dios. Dedícate a hacer el bien, establécete en la tierra y mantente fiel a Dios. Entrégale a Dios tu amor, y él te dará lo que más deseas. Pon tu vida en sus manos, confía plenamente en él, y él actuará en tu favor.

Salmos 37:3-5 TLA

Deja una respuesta