Belleza interna

¡Necesito hablar con alguien!

En momentos de adversidad recurrimos a otros en busca de una palabra de aliento: familiares, amistades, compañeros de trabajo, personas que nos encontramos a nuestra paso. Deseamos que alguien nos aliente, nos diga lo que deseamos escuchar, qué camino debemos tomar, deseamos con todas nuestras fuerzas que nos consuelen o escuchen. Es más en ocasiones nos podremos someter a pláticas con nosotras mismas que nos ayuden a buscar una solución a nuestra situación.

Te comparto el mejor consejo que puedo darte en estos momentos, que aunque parezca no tener sentido, quizás un poco loco o descabellado, te dará las fuerzas y la sabiduría para seguir adelante; y buscar la ayuda que necesitas.

Antes de acudir a otros, acércate a Dios, habla a solas con Él, desde el lugar en donde te encuentres. Hazlo de la misma forma en que lo harías con otros: cuéntale tu problema, cómo te sientes, que Él te escuchará. Lee la Biblia y te darás cuenta que a través de ella encontrarás la salida a tu situación. De no saber cómo utilizar la Biblia, te recomiendo que busques a alguien que te pueda ayudar a leerla y entender lo que hoy te comparto.

Que la Palabra de Dios, llene tu memoria, gobierne tu corazón y guíe tu vida. En Cristo Jesús, amén.

Jesús respondió: «Pero aún más bendito es todo el que escucha la palabra de Dios y la pone en práctica». Lucas 11:28

Deja una respuesta